“Volvimos a empezar pero con otra cabeza”

María Yanina Suárez, madre de Bauti, el joven trasplantado del corazón habló sobre los primeros días tras el regreso a nuestra ciudad luego de más de un año en Buenos Aires. La reapertura del kiosco familiar, la vuelta de Bauti al colegio y los miedos de la familia en esta nueva etapa formaron parte del diálogo con La Opinión.

La familia de “Bauti” Caballero, el joven que fue sometido a un trasplante de corazón a raíz de una miocardiopatía dilatada severa y que en el mes de febrero regresó a nuestra ciudad luego de más de un año en Buenos Aires, comienza a recuperar el ritmo de vida normal que llevaban previo a la difícil experiencia que tuvieron que atravesar durante el 2016.

Tal es así que en las últimas horas Adrián, padre del joven, informó a través de las redes sociales que “luego de un año terrible para nosotros pudimos reabrir nuestro kiosco. Agradecemos a todas las personas que nos ayudaron. Y ojalá Dios nos siga ayudando. Nunca se den por vencidos luchen con todas sus fuerzas y Dios los bendiga”, dijo.

Y a raíz de esta buena noticia La Opinión habló con Yanina Suárez, mama de Bauti quien habló del retorno a los pagos y la vuelta a una vida “lo más normal posible”.
Volver a empezar

Sobre la reapertura del negocio familiar en particular y la vuelta a la ciudad luego de un año difícil María Yanina Suárez aseguró que “la verdad es que para nosotros es un volver a empezar pero con otra cabeza. Y cuesta un poco, pero no nos queda otra que comenzar a trabajar de nuevo para levantar el kiosco después de un año”.

En este sentido indicó “que tenemos que viajar todos los meses para los controles de Bauti pero de a poco nos vamos a ir acomodando. Mientras tanto tratamos de hacer la vida más normal posible”.

Miedos

Consultada sobre la salud de Bauti y su readaptación a la ciudad tras la fuerte experiencia que tuvo que vivir, Yanina aseguró que “él está muy bien. Ya tiene muchas ganas de empezar el colegio. Está muy ansioso pero nosotros todavía tenemos muchos miedos porque aún tiene las defensas bajas y cualquier cosa lo puede afectar. De todas maneras tratamos de llevar una vida lo más normal posible”.

Por otra parte adelantó que “Bauti empieza nuevamente el colegio. Tiene que ir con barbijo y nosotros tenemos algunos miedos porque todavía tiene las defensas bajas y cualquier virus o germen que haya en el aire lo puede afectar. Pero de todas maneras tratamos de no pensar mucho en eso pero por momentos se hace inevitable”.

Adaptación

Por otra parte Yanina reconoció que “a Bauti le está costando volver a adaptarse a su vida. Está ansioso es como que quiere hacer todo a la vez. Por ejemplo no puede jugar al fútbol aún y eso es lo que más quiere”.

Sin embargo indicó que “de a poco se va adaptando. Había pasado a tercer año sin llevarse materias cuando nos fuimos Buenos Aires. Y cuando estuvo internado tuvo maestras para que no se atrase y pierda el año pero la cabeza de él estaba en otra cosa. Y es lógico en una situación como la que tuvo que vivir. Pero ahora tiene muchas ganas de volver a la escuela y empezaría tercer año en el Colegio Di Gerónimo”.

Y agregó que “le ofrecieron hacer los dos años en uno pero me parece que es mucho para este momento de su vida así que empieza tercer año”.

Por último reiteró que “todavía tiene las defensas bajas. Y su pierna derecha todavía está débil. Pero de a poquito va entrando en ritmo de vida normal. Y obviamente nosotros lo acompañamos”.

Fuente: La Opinión