Recaudador gastó la plata en el Casino y simuló un asalto

En las cámaras de seguridad del Casino Club de Santa Rosa, Farías aparece perdido, nervioso entre los paños verdes, tirando fichas a diestra y siniestra. La suerte está por acabársele y el dinero que no es suyo también, por eso antes de quedarse sin nada, decidirá guardar un poco de plata y retirarse. Está asustado, no sabe qué hacer, tampoco qué le dirá a su jefe cuando tenga que rendirle el cobro que realizó en distintas localidades de La Pampa por los cosméticos que vende. Lo único que se le ocurre es inventar una historia: un asalto en medio de la ruta.

Con ese relato falso, el hombre regresó a la provincia de Buenos Aires. Seguramente en el viaje pensó en los detalles del cuento. Sin embargo cuando llegó a Trenque Lauquen, las cosas se complicaron: los efectivos bonaerenses no le quisieron tomar la denuncia por competencias de jurisdicción y los mandaron a La Pampa para que cuente lo que -ahora se sabe- nunca ocurrió.

«Ayer a la 1.30 de la madrugada un hombre de unos 40 años, de apellido Farías, oriundo de Salto -provincia de Buenos Aires- y cobrador de una firma que vende cosméticos, denunció en el Puesto Caminero de Catriló haber sido víctima de un asalto a mano armada cuando circulaba por la ruta 5 en su Chevrolet Corsa color blanco.

El hombre dijo que lo habían asaltado mientras iba viajando desde Santa Rosa a Salto. Señaló que antes de llegar a Catriló, un Volkswagen Gol Trend con tres hombres a bordo se le puso a la par, y uno de ellos le apuntó con un arma. Tras la amenaza el hombre se detuvo y los ocupantes le arrebataron las bolsas en las que llevaba el dinero. Además le sacaron la batería de su celular y le tiraron al campo las llaves de su auto», dijo una fuente policial.

Y agregó: «El relato no era coherente, el hombre no recordaba la patente del auto que lo había interceptado, ni demasiados datos sobre los asaltantes. Tampoco la cantidad de dinero que le habían sustraído. El lugar donde había sucedido el hecho era bastante improbable. También que él haya encontrado las llaves del coche. Algo raro había».

Investigación.

Tras la denuncia, los efectivos del Puesto Caminero dieron aviso a la Brigada de Investigaciones. No fue difícil para los investigadores rastrear el camino que había hecho Farías. «Este tipo de casos es muy común. Con solo hacer unas averiguaciones, supimos que el cobrador había pasado por el Casino de Santa Rosa. Después, cuando lo interrogamos, el hombre confesó todo: había perdido la plata en el casino y, un resto de lo que le quedaba, lo había escondido en una bolsa adentro alcantarilla a la vera de la ruta, cerca de Trenque Lauquen», agregaron las fuentes consultadas.
Luego de comunicarle al dueño de la firma de cosméticos lo sucedido con su empleado, se inició una causa por «falsa denuncia» que investiga el fiscal subrogante Máximo Pauluccci. El dinero que había dejado en la alcantarilla fue recuperado. En la bolsa de nylon había 78.000 pesos. No se sabe hasta el momento cuánto dinero perdió en el Casino.

Fuente: Diario La Arena