Intendente quiere que La Madrid sea el primer pueblo en cultivar marihuana en Argentina

Martín Randazzo pide que se apruebe el uso medicinal a nivel pais.

El intendente de General La Madrid, Martín Randazzo, dijo que quiere que en su partido se cultive marihuana para realizar ensayos e investigaciones científicas, según publica el sitio La Tecla.

«Queremos que se haga un ensayo clínico para trabajar sobre la epilepsia refractaria, que es una epilepsia por la que los chicos tienen convulsiones y malas respuestas a los tratamientos habituales», sostuvo el mandatario de la localidad que se ubica a 238 kilómetros de Bahía y en la que viven poco más de 7.000 personas.

“Si me preguntás por qué en La Madrid, te contesto porque el pueblo ha tenido una recepción del tema muy buena. El Municipio y la comunidad están decididos y esto nos haría muy bien como pueblo. Podemos desarrollarnos y encontrar nuestra identidad, revalorizarnos a partir de un proyecto innovador como este, que no sólo va a generar puestos de trabajo, sino que va a generar un cambio y una transformación cultural y hasta un cambio económico en la producción», añadió.

Randazzo afirmó que en ese sentido quieren ser los primeros productores de Argentina en cannabis medicinal.

«Estamos luchando con eso y vamos por ese camino», afirmó y explicó: «Buscamos un ensayo químico para que se apruebe el uso medicinal a nivel país y, posteriormente, empezar a producir en nuestro pueblo».

Solo medicinal

«Cuando uno se enfrenta a la realidad, es difícil que se le pueda decir que no a esto. Nosotros estamos hablando de un uso terapéutico, que es totalmente distinto al uso recreativo que toman algunos», expresó.

Convencidos

«Esto lo planteamos en plena campaña, fue controvertido pero no va en contra de uno, ni de lineamientos nacionales como el narcotráfico cero. Si uno se planta desde el dolor y la necesidad del paciente y de las personas, estaríamos blanqueando una situación de muchos familiares que buscan esta medicación en otros lugares que no son buenos», insistió.

Fuente: La Nueva