Estiman que hay unas 70 mil hectáreas cubiertas de agua

Corresponden a campos del sur de Adolfo Alsina y norte de Puan. Los productores reclaman a las autoridades que pongan en marcha más maquinaria vial.

Lejos de mejorar, la situación de los productores agropecuarios del norte de Puan y el sur de Adolfo Alsina continúa empeorando. Las lluvias no cesan y ya hay 70 mil hectáreas inundadas, lo que se traduce en tambos que se cierran, caminos cortados por grandes lagunas, chicos sin poder ir a la escuela, traslados forzosos de animales a otras zonas y perspectivas de una temporada agrícola para el olvido.

«El agua está haciendo un desastre y no hay cómo frenarla. Las pérdidas son incalculables, aunque los efectos recién se van a ver el año próximo, porque nadie en esta zona va a poder sembrar trigo o cebada. No hay forma de entrar a los campos”, contó a La Nueva. el productor Rubén Zanelli, dueño de tierras en el cuartel IX de Adolfo Alsina y el III de Puan.

El chacarero mencionó que hace “malabares” para salir de su campo o para sacar la leche de su tambo.

“Vamos con la camioneta hasta un punto, subimos al tractor, cruzamos dos pantanos que cubren un tramo de unos cuatro mil metros y del otro lado tomamos otra camioneta -describió-. La leche la sacamos con un acoplado y un tractor grande, porque por donde pasamos hay una laguna de 1,30 metros de profundidad. No sé hasta cuándo vamos a poder pasar. No creo que sea por mucho tiempo más”.

El productor Sergio Festa, quien también tiene su campo en la zona afectada, refirió que de un campo de 100 hectáreas sólo quedaron 20 en condiciones aceptables.

“El resto, se inundó todo. El tambo lo cerré y tuvimos que dar las vacas a otro tambo sin cobrar nada. Le di las vacas para que las cuide y no se mueran; cuando las llevamos, las tuvimos que arrear por el agua, porque no había piso para cargarlas», comentó.

Desde que comenzaron las inundaciones, sólo en el norte de Puan cerraron cinco tambos. Los que quedan se están asociando para alquilar un campo en La Pampa, a fin de llevar allí las vacas lecheras y los animales de recría.

No dan abasto

Zanelli y Festa coincidieron en que los parques viales de ambos municipios no dan abasto para reparar los caminos, por lo que es necesario que cuanto antes llegue ayuda de Vialidad provincial y nacional.

«Con las máquinas que tienen, los empleados municipales están haciendo magia. En Puan no tienen para gasoil ni para repuestos y lo mismo pasa en Adolfo Alsina. Si no vienen Vialidad nacional y provincial con máquinas y gasoil, habrá que olvidarse”, sostuvo Festa.

Zanelli mencionó que, de recibir ayuda, se debería trabajar para ir ganando metros en los bajos, además de “hacer un camino troncal para que se pueda pasar”.

“Hoy todas las máquinas están en la zona de San Miguel (Arcángel), donde el problema es muy grave. Ahí la gente está aislada y, sin los camiones del ejército, no podría circular. Esto está muy complicado, pero los efectos se van a ver el año que viene. Va a ser un drama”, concluyó.

Pidieron a la Provincia que se declare la emergencia

Exceso de lluvias. Debido a la grave situación que están padeciendo los productores cuyos campos se encuentran anegados por el exceso de lluvias, entidades agropecuarias y autoridades de Puan y Adolfo Alsina pidieron días atrás a la Provincia que declare el estado de emergencia y/o desastre agropecuario.

En Puan. El pedido apuntó a los cuarteles de la zona norte, que son los denominados como I, II, III, IV, V y XII.

En Adolfo Alsina. La solicitud -elevada al ministerio de Agroindustria bonaerense- incluye a los cuarteles IV, VIII y IX del distrito, lindantes con Puan (al sur) y La Pampa (al oeste).

Un año. Si se conceden ambas declaraciones, tendrán vigencia desde el 1 de enero de este año al 31 de diciembre próximo.

Fuente: La Nueva