El Intendente Álvarez, Ernesto Sanz y Felipe Solá discutieron el tema de las retenciones y el impacto del intervencionismo

Chicanas-UCRA-Renovador-Alvarez-Victoria_CLAIMA20140611_0019_28_640x342La mirada de la política sobre el campo

En la que fue una mesa de debate entre distintas posiciones políticas, conchicanas y algunas coincidencias, los legisladores Ernesto Sanz (UCR), Felipe Solá (Frente Renovador) y el intendente de Guaminí, Néstor Alvarez, del Frente para la Victoria, se refirieron a qué pueden hacer los gobiernos por el sector agropecuario en una Argentina que produce alimentos para 400 millones de personas y podría alimentar a 720 millones.

Agiles en el manejo del escenario, Sanz destacó que algo está cambiando: “Los peronistas están con corbata y yo que soy radical vine de camisa”, dijo acompañado por risas en la platea. Solá impulsó a Alvarez a repetir en público los elogios que le había hecho en privado. Y Alvarez pidió que le reconocieran a él estar en la tribuna defendiendo al oficialismo.

-Se señala que el campo está frenado, ¿qué habría que hacer?, aguijoneó Daniel Fernández Canedo, editor de Clarín.

-Cambiar el gobierno. El campo está hibernando con todas las energías contenidas porque este Gobierno viene del sur, de la cultura petrolera y ve al campo como un objeto de tributación y no de desarrollo. Habría que tener en la Casa Rosada gente que entienda los modelos productivos, soltó Sanz.

Solá explicó que con la llamada guerra gaucha de 2008, como se denominó a la pelea del Gobierno con el campo, las exportaciones fueron castigadas duramente.

“Las políticas de intervención no solo no mejoraron los precios a los consumidores sino que asestaron un golpe a los productores y ensancharon la brecha entre lo que se paga el consumidor y lo que recibe el productor en leche, carne, trigo, economías regionales y pesca.

La única política agropecuaria actual es la siembra de soja, La pregunta sobre los cuellos de botella y la falta de inversión en infraestructura recayó sobre Alvarez que explicó planes realizados en su municipio. Eso sí, Alvarez recibió un reproche del auditorio cuando aseguró que un arreglo de la ruta 5 llegaba la localidad de Mercedes, aunque después aclaró que faltaba un tramo en Luján.

Hacia el final llegó la pregunta fatídica: ¿Qué van a hacer con las retenciones? Sanz que admitió sus intenciones presidenciales, respondió que habría que hacer una reforma impositiva integral con eje en el impuesto a las Ganancias. Solá, que se presentó experimentado en la gestión, afirmó que le bajaría las retenciones al resto de los granos, menos a la soja.

Fuente: Clarin