Descartan un caso de dengue en Bahía Blanca y se confirmó uno en Coronel Rosales

El resultado del laboratorio dio negativo para un niño de la ciudad.

El mosquito Aedes aegypti, transmisor de la enfermedad. Los casos sospechosos en nuestra región derivan de viajes a zonas de conflicto.

Mientras que ayer se descartó un posible caso de dengue en la ciudad, Región Sanitaria I confirmó como positivo el de Coronel Rosales y advirtió que otros 23 pacientes de la zona están en evaluación.

“Hasta el momento todos son importados y se han denunciado 13 casos sospechosos en Bahía Blanca, dos en Coronel Suárez, cuatro en Saavedra, uno en Adolfo Gonzales Chaves y uno en Guaminí”, dijo la bioquímica Jorgelina Scuffi, referente de Epidemiología del ente provincial.

“Hay un único caso confirmado de los dos que tiene Coronel Rosales y se están realizando análisis de los casos sospechosos en los laboratorios de referencia”, agregó.

Tanto Scuffi como Karen Neum, también de Epidemiología, aclararon que el resultado del laboratorio no cambia el tratamiento.

“Es meramente epidemiológico. Incluso los síntomas son inespecíficos, por lo que tratamos de asociarlo con el hecho de si viajaron o no a los lugares con alto índice”, destacó Jorgelina Scuffi.

Respecto del tiempo prolongado que lleva el diagnóstico, lo adjudicó a que las muestras de Bahía Blanca y la región se envían a través de laboratorios privados u hospitales a Azul, centro de referencia, que otorga las determinaciones iniciales y remite la tipificación viral al Instituto Maiztegui de Pergamino.

“Este proceso, debido a la demanda en este último lugar, es lento para los resultados finales”, fundamentó.

Mientras tanto, explicó que en nuestra ciudad se continúa efectuando el monitoreo de larvas y huevos a fin de conocer si el mosquito empezó a circular en nuestra región y cuántos mosquitos existen en los distintos partidos.

“Hasta ahora los resultados son negativos, por lo que el mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue, no está en nuestra región”, remarcó Neum.

De todos modos, señaló que el riesgo siempre está. “En biología no existe seguridad absoluta de que el vector no pueda llegar, pero son los municipios del norte de la Región Sanitaria quienes tienen más riesgos”, alertó.

Dijo que esta especie no tiene gran autonomía de vuelo, por lo que es indispensable cuidar los hogares y alrededores, la mejor manera de prevenir.

“El municipio está fumigando, pero es muy importante que la población tome conciencia de la prevención. Si cada uno de los ciudadanos no se hace responsable de lo que sucede en sus domicilios, la situación puede complicarse”, aconsejó.

Fuente: La Nueva