Corre riesgo el bacheo de las rutas 67, 51 y 76

Autoridades de Vialidad reconocieron que están analizando los mecanismos legales que existen para evitar que la adjudicación de la obra quede vacante. Las ofertas exceden el presupuesto oficial entre un 24,5% y 27%.

El kilómetro 115 de la ruta 67, entre Pigüé y Puan. El asfalto está quebrado, las banquinas descalzadas y casi no hay rastros de pintura demarcatoria.

Autoridades de Vialidad provincial reconocieron que se encuentran analizando los mecanismos legales a los cuales recurrir para evitar que se caiga la licitación del bacheo de cuatro rutas de la región, entre ellas la 67 (en el tramo Pigüé-Puan) y la 76 (entre las carreteras 33 y 72).

Las ofertas de las dos empresas que se presentaron a la licitación se conocieron el 10 de este mes, en Tornquist. Ambas estuvieron entre un 24,5% y un 27% por encima del cálculo oficial -de 60.252.523,10 pesos-, lo que provocó que de inmediato empezaran a correr los rumores sobre la inminente suspensión del proceso licitatorio.

No obstante, la ingeniera Patricia Tombesi, titular de la dirección de Vialidad, señaló a «La Nueva.» que aún existen mecanismos a los cuales recurrir para evitar que se caiga la licitación.

Uno de ellos es pedir un ajuste de valores, tomando en cuenta el incremento de costos que se pueda haber producido entre que se lanzó la licitación, en abril, y el momento en que se abrieron los sobres, hace apenas 15 días.

“Siempre podemos justificar ante los organismos de contralor una actualización de precios pero, si el desvío (la diferencia entre el presupuesto oficial y las ofertas) es muy amplio, no hay solución posible. Por eso también estamos evaluando otras instancias legales, siempre dentro de la ley de Obras Públicas, como invitar a las empresas oferentes a que hagan una reducción de precios”, mencionó.

El objetivo de Vialidad es evitar el engorroso trámite de relicitación de las obras, ya que provocaría un considerable retraso en el inicio de trabajos considerados urgentes.

Tombesi reconoció que el problema fue originado por el incremento que experimentó el valor de la mezcla asfáltica en los últimos meses.

“En abril y mayo licitamos las primeras obras, pero luego tuvimos que hacer una interrupción porque los costos del asfalto estaban cambiando de tal manera que nos estábamos quedando fuera de los precios de mercado”, confió.

“Hicimos una puesta a punto de los presupuestos oficiales y lanzamos la última tanda de licitaciones, pero algunas obras recibieron cotizaciones muy por encima de lo previsto”, añadió.

Los trabajos a efectuar en las rutas 67, 76, 51 y 007-05 consistirán en el fresado (retiro) de pavimento existente, pero sólo en los sitios más perjudicado. Luego, según corresponda, se realizará un bacheo tradicional o profundo.

Estas labores salieron a licitación con un plazo de obra de nueve meses (270 días corridos).

Fuente: La Nueva