Cayó una avioneta en la zona del aeródromo de General Villegas

Un avión de mediano porte se precipitó a tierra en inmediaciones de la pista de aterrizaje. La nave llevaba dos pasajeros y ambos resultaron heridos.

Una avioneta cayó esta mañana detrás del Aeródromo de General Villegas y por milagro no hubo fallecidos: el piloto y su acompañante resultaron heridos. Por estas horas tratan de establecer las causas del accidente.

La aeronave era piloteada por un instructor de vuelo -precisa el sitio InfoVillegas- oriundo de la ciudad de General Pico, que fue indentificado como Jorge Irastorza; a su lado iba el propietario de la avioneta, Matías López, quien estaba sumando horas de vuelo.

El ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires informó que las dos personas se encuentran en grave estado en el hospital municipal de Villegas: el piloto sufrió politraumatismos y y está con pronóstico reservado; en tanto, el propietario de la avioneta está en la unidad de terapia intensiva, con el 80 por ciento de su cuerpo quemado.

La gravedad del caso de López, un hombre e 45 años, hace imposible trasladarlo a un centro de mayor complejidad, por lo que permanecerá en el nosocomio local hasta que mejore su cuadro.

«El avión acababa de despegar del aeródromo y unos minutos después de haber levantado vuelo habría tenido un inconveniente en una de sus hélices que le quitó estabilidad y velocidad. Entonces perdió altura, entró en pérdida y cayó», explicó Ezequiel Paul, director del aeródromo.

La aeronave biplaza, un Beechcraft B 55, matrícula LV-OHD, cayó en un predio rural aledaño al aeródromo. Los peones del campo contaron en la comisaría local todo lo que vieron, ya que fueron los únicos testigos del accidente.

Dos investigadores de la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil (JIAAC) viajaron hacia General Villegas para hacer el primer informe: se trata de un investigador técnico y un investigador operativo, que son los peritos designados para los incidentes de menor consideración.

Dos siniestros previos

Este accidente potencia la preocupación sobre la seguridad porque se produjo un día después del accidente de la avioneta que cayó sobre una casa en Nordelta y provocó la muerte del ex dueño de LAPA.

A los accidentes mencionados se suma el que ocurrió en Neuquén, donde otra aeronave se precipitó a tierra en cercanías del aeropuerto de la localidad de Chos Malal y sus cuatro ocupantes resultaron con lesiones leves.

Este hecho se registró ayer, a las 15:30, cuando la aeronave sufrió una falla en medio de un giro, se quedó sin reacción y cayó en un campo, a la altura de la ruta 40 y a unos 1.200 metros de la torre de control del aeropuerto.

Tres de los protagonistas del siniestro pertenecen a un grupo de teatro que había llevado una obra a un predio municipal de la localidad ubicada en el norte de la provincia de Neuquén, que iba de regreso a Cipolletti.

Fuente: InfoBae
Fotos: InfoVillegas