Caso Heit-Olivera: los procesados tiraron una tarjeta de crédito perteneciente a Molina

fany_y_olivera990_640x321Así lo afirmaron dos trabajadores municipales de la localidad saavedrense de Arroyo Corto, habiéndose encontrado dicho objeto en una bolsa de residuos que abandonaron Estefanía Heit y Jesús Olivera.

Las declaraciones de dos empleados municipales de la localidad saavedrense de Arroyo Corto, quienes aseguraron que los imputados abandonaron una bolsa de residuos en cuyo interior se encontraba una tarjeta de crédito perteneciente a Sonia Molina, se convirtieron en los testimonios más importantes escuchados ayer en la segunda jornada del juicio oral y público que se sigue a Alicia Estefanía Heit y a su marido Jesús María Olivera.

Como se ha venido informando en estas columnas, ambos están acusados de los delitos de reducción a la servidumbre o condición análoga, lesiones graves y estafas reiteradas, aunque en el caso del hombre también se lo sindica como autor de abuso sexual con acceso carnal reiterado, hechos presuntamente cometidos en Coronel Suárez en perjuicio de Sonia Marisol Molina (34).

El proceso está a cargo del Tribunal en lo Criminal Nº 1, integrado por los jueces María Elena Baquedano (presidente), Mario Lindor Burgos y Hugo Adrián de Rosa. La acusación está representada por el fiscal Eduardo Zaratiegui; Heit y Olivera son defendidos por los doctores Leonardo Gómez Talamoni y Claudio Lofvall, y Molina es representada legalmente por el abogado Gustavo Avellaneda.

En la víspera, el primero en comparecer fue Sergio Anhelcher (45), empleado de la delegación municipal de Arroyo Corto, localidad situada a unos 16 kilómetros de Pigüé, quien afirmó que el 12 de noviembre de 2012 -–el día en que Molina aseguró haberse escapado de la casa del matrimonio imputado, en Coronel Suárez–, estuvo en contacto con los sospechosos.

“Estaba cortando el pasto y apareció un (Chevrolet) Corsa bordó, manejado por Heit (que entonces se desempeñaba como periodista en un canal de cable suarense), quien me preguntó si podían tirar una bolsa de consorcio con residuos. El camión de residuos se había ido a la planta de reciclado de Pigüé, por eso tiraron la bolsa en un carro de basura”, aseguró Anhelcher.

“Al mediodía me encontré con un compañero de trabajo (Luis Ángel Ruppel), le comenté lo que había pasado y me dijo de ir a ver qué había en la bolsa que tiraron, pero me fui a mi casa. Mi compañero fue a ver qué había en la bolsa”, expresó el testigo, quien señaló que nunca antes había visto a los detenidos.

Luis Ruppel (52), quien también trabaja para la Municipalidad de Saavedra, por su parte, admitió ese día Anhelcher le comentó cómo había llegado la bolsa de residuos al lugar y por eso decidió revisar qué había adentro.

“A la tarde abrí la caja que estaba adentro de la bolsa y ahí encontré una tarjeta de crédito a nombre de Molina. Había comprobantes de compras hechas con una tarjeta de crédito de un banco de Carmen de Patagones o Cipolletti”, agregó el compareciente.

Luego declaró el mecánico Héctor Flaherty (65), vecino de Heit en Coronel Suárez, quien dijo haber conocido a la mujer porque trabajaba como periodista en el canal de cable local.

“Ellos tenían perros, porque los escuchaba torear. Ese día (por el 12 de noviembre de 2012, cuando la víctima dijo haber huido) no percibí ninguna situación extraña en la casa del matrimonio”, afirmó.

Lucio Medeiro, quien es conductor de un taxiflet, aseguró haber realizado al menos tres fletes para Estefanía Heit, cuando ella se mudó de un departamento a la vivienda de Grand Bourg 1823.
“Olivera me vendió una moto que era de (Sonia) Molina. Para mí, Estefanía es una buena persona y el muchacho también se portó bien conmigo”, sostuvo el testigo.

Luego de escuchados los testigos, el tribunal dispuso un cuarto intermedio para hoy a las 9, en que continuarán los interrogatorios, previéndose que el debate se extienda hasta el martes 20.

Fuente: La Nueva Radio Suárez