Carhué: anuncian una millonaria obra para evitar inundaciones

La Provincia destinará 50 millones de pesos para la construcción y la mejora de un alteo en el camino conocido como El Mataco, ubicado en Guaminí. Allí funciona un sistema de compuertas entre las lagunas del Monte y del Venado.

Con una inversión oficial de 50.000.000 de pesos, la Provincia dispuso el llamado a licitación y el comienzo de los trabajos, antes de fin de año, del alteo del camino rural conocido como El Mataco, en Guaminí, entre el lago del Monte y la laguna del Venado.

La obra es considerada prioritaria por parte de la dirección de Hidráulica bonaerense, y otorgará una seguridad extra a Carhué y al lago Epecuén en caso de una potencial inundación del sistema de lagunas conocido como las Encadenadas del Oeste.

Una vez finalizado, ambos lugares tendrán dos sectores de defensa ante la suba de las aguas, con un coronamiento y un sistema de compuertas moderno.

Los trabajos implicarán un movimiento de suelo muy importante, ya que se deberá ensanchar la base del camino para mantener el paso de los vehículos. Además, del lado que mira hacia el lago del Monte se colocará piedra de voladura, que soporte la presión y el peso del agua; mientras que del otro sector se pondrá una piedra más fina, que evite el lavado del terreno.

La apertura de los sobres con las ofertas se llevará a cabo el mes próximo, la adjudicación será antes de fin de año, y la obra tendrá que finalizarse en 18 meses.

El sistema de lagunas conocido como Las Encadenadas del Oeste tiene distintos espacios de defensa, como terraplenes y mejoras en las rutas que separan los espejos de agua. Sin embargo, entre las lagunas Del Monte y Del Venado tan solo existe un sistema de compuertas ubicado sobre el camino rural conocido como El Mataco.

«El proyecto siempre contempló que haya un terraplén de defensa, para que el lago del Monte no desagote de golpe en la laguna del Venado -recordó el intendente de Adolfo Alsina, David Hirtz-. Pero nunca se tomó esa necesidad como prioritaria”.

“Con esto, tendremos garantías de que salvo por decisiones técnicas, no podrán entrar aguas ajenas a la cuenca”, añadió.
Partidor de Piñeyro

El funcionario destacó que otra obra prioritaria que se licitará el año que viene es el Partidor de Piñeyro, en Coronel Suárez. Este derivador permite regular el caudal de agua que se envía desde el río Sauce Corto al arroyo del mismo nombre, y que alimenta las lagunas Alsina, Cochicó, del Monte, del Venado y Epecuén; y al arroyo Huascar, que hace lo propio con la laguna Del Juancho y otras del partido de Daireaux.

“Todavía resta definir si se construirá algo que permita ser operado, con un sistema de compuertas; o bien algo más estático y que derive caudal en forma permanente”, afirmó Hirtz.

Para esto, se constituyó una comisión técnica, a la cual se convocarán a los 11 distritos que integran la Cuenca de las Encadenadas del Oeste para decidir una cuestión fundamental a futuro: dónde derivar el bajo y el alto caudal para evitar inundaciones e inconvenientes.

Fuente: La Nueva