Bacheo liviano para el tramo de la RP 67 entre Pigüé y Puan

Lo realizan entre Vialidad Provincial y la comuna puanense. Sucede mientras se espera la obra de fresado profundo (se licitó el 10 de junio), cuyo comienzo se prevé para noviembre.

Una tarea conjunta para mantener lo mejor posible a los tramos más dañados de la ruta provincial 67, entre las ciudades cabecera de Pigüé y de Puan, se continúa realizando desde este último distrito.

Se trata de 36 kilómetros ubicados entre los mojones 113 y 149, con un deterioro pronunciado que ya no resiste inversiones en bacheos ni otro tipo de mejoramientos secundarios, como los efectuados en los últimos años.

“Vialidad Provincial, a través de la gestión de Claudia Rossi, nos provee de material (40 toneladas de asfalto) para poder trabajar. Nosotros incorporamos mano de obra con personal municipal, así como los camiones, el combustible y demás”, dijo Héctor Tamalet, director de Servicios Viales de la municipalidad de Puan.

Los trabajos están finalizando, aunque no será definitivo, ya que las constantes lluvias provocan un rápido deterioro de lo reparado que, vale decir, está sin base sólida y grietas permanentes que dificultan que el material quede soldado.

El estado de la RP 67, en este tramo entre Pigüé y Puan, no presenta niveles de intransitabilidad semejantes a su par de Pigüé-Suárez.

El daño más evidente se aprecia en los primeros kilómetros desde la cabecera de Saavedra. Hay banquinas sin descalces (de hasta 12 centímetros), ahuellamientos con pozos en ambos lados de las calzadas (kilómetro 121, por ejemplo) y alcantarillas sin señalizar, como a la altura del kilómetro 125, en el ingreso a la Escuela Nº 18 de paraje Colonia Nueva.

Ya desde el kilómetro 133, hasta el 149 de arribo a Puan, la ruta no presenta mayores dificultades, habida cuenta de la serie de reasfaltados a las que se ha visto sometida.

Según se promete en los pliegos, la obra que se realizará a partir de, acaso, el mes de noviembre próximo es una de las más importantes de todas las efectuadas hasta ahora.

Al fresado de pavimento se suma un bacheo profundo a reponer con estabilizado granulométrico, tratado con cemento en el espesor total de las capas asfálticas, el riego de liga, tanto en la superficie fresada como para bacheo superficial y profundo y la provisión y colocación de mezcla asfáltica en caliente en un espesor promedio de 0,05m en la superficie fresada para superficial y profundo de 0,10m.

Además de la citada obra de fresado y bacheo en la RP 67, desde Vialidad Provincial se licitaron otros trabajos en las rutas provinciales 51 (Frapal, con RP 85 en 45 kilómetros y Camino Provincial 007-05, RN 3 en 32 kilómetros) y 76 (ruta nacional 33, con la RP 72 de 43 kilómetros).

El presupuesto oficial total, a enero de este año, es de 47.747.294,65 pesos.

Por su parte, el tramo más deteriorado entre Pigüé y Suárez de la RP 67, de 25 kilómetros, fue licitado el último 23 de junio y, acaso, los trabajos se inicien en octubre. Costará casi $ 80 millones.

Fuente: La Nueva