A 30 años de las inundaciones de Epecuén

Epecuén es una localidad bonaerense ubicada a unos 550km de Capital Federal. Durante muchos años, fue un popular destino turístico debido a su gran atractivo natural: un lago, que contiene 10 veces más sal que el océano, lo que permite que los cuerpos floten de manera inusual, como sucede con el Mar Muerto en Israel. Llegó a atender 20.000 turistas cada temporada.
En noviembre de 1985, luego de una gran tormenta seguida de varios inviernos lluviosos, el lago desbordó y sus 1.500 habitantes tuvieron que tomar algunas de sus pertenencias y abandonar sus hogares. Las aguas del lago llegaron a los 10 metros de altura y el lugar quedó sumergido por un cuarto de siglo. Ahora, sus ruinas asoman entre pantanos. Epecuén, se convirtió en el famoso pueblo fantasma que emergió de las aguas.

La Huella estuvo en el pueblo, a días de cumplirse 30 años de la fecha en que el terraplén que contenía el agua se quebró: la madrugada del 10 de noviembre de 1985.

Con la idea de volverlo a la vida por un rato, iluminamos Epecuén durante la madrugada. Así comienza esta serie.